miércoles , 16 octubre 2019
Home » Recientes » La vacuna antineumocócica conjugada, riegos graves

La vacuna antineumocócica conjugada, riegos graves

Angel Vila-CorcolesEmail author, Olga Ochoa-GondarEmail author, Cinta de Diego, Eva Satue,María Aragón, Angel Vila-Rovira, Frederic Gomez-Bertomeu, Ramon Magarolas,Enric Figuerola-Massana, Xavier Raga,Mar O. Perez and Frederic Ballester

La vacuna antineumocócica conjugada (PCV13) no ofrece beneficios clínicos para los adultos, sino que aumenta los riesgos de neumonía y hospitalización, especialmente en subgrupos vulnerables.

Este estudio reciente realizado en más de dos millones de adultos de mediana edad y mayores en Cataluña encontró que las personas que recibieron la vacuna antineumocócica conjugada (PCV13) estaban más enfermas que las personas no vacunadas con PCV13. La vacunación con PCV13 se asoció con un mayor riesgo de neumonía por todas las causas, un mayor riesgo de hospitalización por neumonía y un aumento de la mortalidad por casos tanto de neumonía neumocócica como de neumonía total. La vacuna también se asoció con un mayor riesgo de neumonía por todas las causas en subgrupos como los ancianos y el sistema inmunológico comprometido. Un mecanismo que posiblemente explique los resultados es que la vacuna PCV13 puede alterar la flora en los senos y el tracto respiratorio y provocar más infecciones con microorganismos no cubiertos por la vacuna. La conclusión de los investigadores es que la vacunación con PCV13 no tiene beneficios clínicos para los adultos.

https://bmcinfectdis.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12879-018-3096-7

———- o ———-

Si ha pasado la varicela tiene menor probabilidad de padecer glioma (cáncer de cerebro)

Dr. JUAN GÉRVAS — MADRID

 El autor pone en cuestión la inclusión con carácter general de la vacunación contra la varicela en la infancia, pues tal generalización está impidiendo los beneficios que comporta padecer la enfermedad.

La varicela, enfermedad infantil leve que produce inmunidad permanente

La varicela es una enfermedad vírica y contagiosa, que sólo padecen los humanos. En climas templados, más del 90% de la población la ha padecido antes de los 15 años y un 95% en el comienzo de la vida adulta.

En general, la varicela es enfermedad leve, propia de la infancia. En adolescentes y adultos tiene mayor riesgo de complicaciones. La varicela en la infancia tiene una tasa de hospitalización y de letalidad (mortalidad), respectivamente, 13 y 25 veces menor que en los jóvenes y adultos. Por ejemplo, en España, en tres años (2004, 2005 y 2006), sólo se produjo una muerte en menores de 24 años, mientras que ocurrieron 35 defunciones en mayores de dicha edad. La varicela es especialmente grave en la mujer embarazada.

Haber pasado la varicela produce inmunidad permanente, por lo que la enfermedad se pasa sólo una vez en la vida.

El único reservorio del virus de la varicela es el humano, y la enfermedad se transmite fundamentalmente por las gotas de la tos y los estornudos; también por contacto con las lesiones El virus se distribuye por todo el cuerpo y acaba afectando a la piel y produciendo las típicas vesículas.

Haber pasado la varicela produce inmunidad permanente, por lo que la enfermedad se pasa sólo una vez en la vida.

Desde la piel y mucosas el virus puede infectar los nervios y llegar hasta la médula espinal (ganglios dorsales, sensitivos). El virus persiste toda la vida en dichos ganglios y puede reactivarse produciendo la enfermedad que llamamos herpes zóster (“culebrilla”) con las típicas vesículas en bandas de la piel, que contienen el virus y pueden contagiar.

La vacuna de la varicela en España

La vacuna de la varicela se comercializó en 1974, de forma que contamos con más de 40 años de experiencia respecto a su utilización sin que los resultados sean convincentes respecto a su impacto en mortalidad.

La vacuna se registró en España para uso exclusivo en pacientes de alto riesgo en 1997 y en 2005 se recomendó su inclusión en el calendario vacunal a los doce años a quienes no hubieran padecido la enfermedad.

El Ministerio cambió de criterio al hilo de la muerte del niño de Olot por difteria en la primavera de 2015 y bajo las presión de algunos pediatras y sus intereses (Asociación Española de Pediatría, AEP).

La vacuna de la varicela se comercializó en 1974 sin que los resultados sean convincentes respecto a su impacto en mortalidad.

Contra el cambio de criterio, que pasaba de vacunación única “selectiva” a los 12 años a vacunación doble e “indiscriminada”, se pronunció con especial fuerza Francisco Salmerón, uno de los máximos responsables en materia de vacunas en la Agencia Española del Medicamento, del Ministerio de Sanidad (1,2). Francisco Salmerón no dudó en oponerse frontalmente a la política del propio Ministerio y esa oposición le costó el cargo, pues ser honrado tiene mal pago (3). Como siempre, vacunar mal es peor que no vacunar, y en este caso se decidió vacunar mal. Ha triunfado el negocio contra la ciencia.

También se opusieron al cambio la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) (4) y la Red Española de Atención Primaria (REAP) (5). El debate es importante pues, siendo una vacuna eficaz y necesaria, el error en el calendario vacunal puede conllevar daños a la población y a la salud pública.

Entre los daños, el incremento a largo plazo de los gliomas, pues existe una asociación inversa entre el padecimiento de la varicela y el riesgo de padecer tal cáncer.

Gliomas

En el sistema nervioso hay células que transmiten impulsos eléctricos (neuronas) y células de soporte (las células de la glía). Las células de la glía tienen múltiples funciones y son imprescindibles para el funcionamiento normal del sistema nervioso.
Se llaman gliomas a los tumores de las células de la glía. Se pueden producir gliomas en todas partes del sistema nervioso: médula espinal, tronco de encéfalo, cerebelo y cerebro.

Algunos gliomas son benignos y, si crecen, pueden tener que operarse cuando llegan a producir ataques epilépticos u otros daños según su tamaño y localización. Otros gliomas son malignos y pueden llegar a ser de rápido crecimiento y agresividad. Al año hay 2-3 casos por 100.000 personas. De 10.000 estadounidenses diagnosticados cada año con gliomas malignos (glioblastoma), aproximadamente la mitad continúa vivo 1 año después del diagnóstico, y el 25% después de dos años.

¿Existe relación “protectora” entre varicela y glioma (cáncer de cerebro)?

Múltiples estudios apuntan a la existencia de una relación inversa entre haber padecido la varicela y padecer glioma

Son múltiples los estudios que apuntan a la existencia de una relación inversa entre haber padecido la varicela y padecer glioma; es decir, hay sospechas fundadas de que pasar la varicela protege contra el glioma (6). Se ha publicado recientemente un estudio de casos-controles con pacientes que padecían gliomas atendidos en 14 centros de Dinamarca, Estados Unidos, Israel, Reino Unido y Suecia (7).

Fueron 4.533 los casos. El precedente de haber padecido varicela se asoció a una disminución del riesgo de tener glioma del 21%, ajustando por edad y sexo. Esta asociación negativa es más fuerte para los gliomas malignos (los más agresivos) en los menores de 40 años.

Aprendices de brujo

Los gérmenes establecen complejas relaciones con los huéspedes a los que infectan, y en muchos casos no conocemos bien su desarrollo e importancia. En el caso de la varicela, se ha demostrado que el nivel de anticuerpos en sangre se asocia inversamente con el riesgo de padecer glioma.

No está claro el proceso biológico que pudiera llegar a la protección frente al glioma, pero el sistema inmunitario podría “aprender” por similitud a eliminar células tumorales en estadios precoces. Como he comentado, el virus de la varicela establece una compleja relación con el sistema nervioso pues es neurotrópico y desde las lesiones de piel y mucosas se propaga por los nervios sensoriales y permanece latente en los ganglios sensitivos dorsales.

La infección natural produce inmunidad de por vida frente a la misma varicela, lo que no logra la vacuna

La cuestión es que la infección natural produce inmunidad de por vida frente a la misma varicela, lo que no logra la vacuna. La vacuna produce una inmunidad “vicariante”, temporal (8). Se introdujo la vacuna en Estados Unidos con la expectativa de que una dosis fuera suficiente, pero se hizo evidente que se precisaba de una segunda (9). No sabemos si la doble vacunación producirá inmunidad de por vida, pero sabemos que la varicela es más grave y tiene mayor mortalidad en adolescentes y adultos, especialmente en la mujer embarazada, de forma que “proteger” a la infancia temporalmente puede tener consecuencias graves imprevisibles.

El mal uso de una vacuna eficaz

La decisión del Ministerio de poner la vacuna en la infancia (dosis doble y al 100% de los niños) incrementa el negocio y el beneficio de la industria, pero quizá sería mejor conservar la vacuna sólo para aquellos adolescentes que no hubieran pasado la enfermedad (en torno al 5%) para no introducir cambios en una historia natural de la varicela que no conocemos bien. El negocio se multiplica por 200 y en paralelo la salud decrece, no sabemos en cuanto.

Para dejarlo claro, la vacuna en la infancia disminuye los casos pero no las hospitalizaciones ni las muertes (10).

La vacuna de la varicela produce un efecto contrario a la «protección del rebaño» o externalidad positiva típica de otras vacunas como la del sarampión (se beneficia tanto el individuo vacunado como la comunidad en su conjunto). La vacuna de la varicela tiene externalidad negativa (perjudica a los que no se vacunan), un hecho muy importante a tener en cuenta al aplicar políticas de salud pública, más allá de las decisiones individuales de un paciente, de un pediatra, de una Comunidad Autónoma o de España.

La vacuna de la varicela «daña al rebaño», a quienes no se vacunan, y a largo plazo probablemente también a los que se vacunan (si la protección se desvanece y la varicela clínica se presenta en edades no infantiles).

Síntesis

La vacuna contra la varicela es eficaz, y debería emplearse para vacunar a los niños de 12 años que no hubieran pasado la enfermedad. Pasar la varicela en la infancia produce un cuadro leve que protege de por vida contra la misma, y así evita su presentación a otras edades y situaciones (embarazo, por ejemplo) y disminuye el riesgo de padecer glioma (cáncer de cerebro).

Nota

Hay un comentario técnico del mismo firmante sobre el estudio casos-controles acerca del riesgo de glioma según el estado inmunitario frente al virus de la varicela en el número 61 de la revista Gestión Clínica y Sanitara http://www.iiss.es/gcs/gestion61.pdf

Bibliografía

1. Salmerón F. Varivax. http://www.gacetamedica.com/noticias-medicina/Recursos/binarios/generico.aspx?idart=771014&tipo=2&idcon=1638006
2. Cambios en el calendario de vacunación común infantil (Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud) de acuerdo con la actualización recomendada en julio de 2015 (vacuna varicela). http://equipocesca.org/wp-content/uploads/2015/04/siap-2015-Madrid-resumen-cambios-calendario-Francisco-Salmer%C3%B3n.pdf
3. Valeiro M. Las presiones por la vacuna de la varicela llegan a los tribunales. El Mundo. 09/03/2016
http://www.elmundo.es/salud/2016/03/09/56df3601268e3e1c228b46b4.html
4. SESPAS denuncia la inclusión de la vacuna de la varicela a los 12 meses de edad sin las suficientes pruebas científicas. 20/07/2015 http://www.sespas.es/adminweb/uploads/docs/NdP%20Varicela.pdf
5. La vacuna contra la varicela como ejemplo de colusión de intereses de pediatras y de industrias con los intereses de la población y de la salud pública. REAP, septiembre 2013. http://www.reap.es/docs/REAP_Vacuna_varicela.pdf
6. Pundole X, Amirian E, Scheurer M. Role of varicella zoster virus in glioma risk: Current knowledge and future directions. http://www.oapublishinglondon.com/article/1371
7. Amirian ES et al. History of chickenpox in glioma risk: a report from the glioma international case–control study (GICC). http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/cam4.682/full
8. Ximénez L. La inmunización a largo plazo centra el debate científico sobre la varicela https://www.actasanitaria.com/la-inmunizacion-largo-plazo-centra-el-debate-cientifico-sobre-la-varicela/
9. Perella D, Wang C, Civen R. Varicella vaccine effectiveness in preventing community transmission in the 2-dose era. Pediatrics. March 2016. http://pediatrics.aappublications.org/content/early/2016/03/10/peds.2015-2802
10. Grupo evalmed-GRADE. Estudio retrospectivo sobre bases de datos poblacionales para comparar las hospitalizaciones y defunciones por varicela y herpes zóster. http://www.nogracias.eu/wp-content/uploads/2015/07/Estudio-EVALMED.pdf

Facebook Comentarios

Check Also

El glifosato se inserta en nuestras proteínas

Formas en que la exposición al glifosato puede causar consecuencias devastadoras para la salud,