domingo , 8 diciembre 2019
Home » Recientes » Sarampión mas muertes por la vacuna que por la enfermedad

Sarampión mas muertes por la vacuna que por la enfermedad

La Administración de Drogas y Alimentos de EEUU. ha aprobado el uso de la vacuna SRP (MMR en ingles) pero en las pruebas realizadas hay un incremento de enfermedades gastro-intestinales y respiratorias superiores al 10% de los niños que participaron en el estudio. Este estudio slo duró 42 dias y se estudio solamente a 200 niños. Los estudios de cualquier medicamento conllevan mas de 5 años.

● Hubo ocho ensayos clínicos que en total tuvieron menos de 1,000 individuos, de los cuales solo 342 niños recibieron la vacuna SRP.

● El período de revisión de seguridad solo realizó un seguimiento de “eventos adversos” durante 42 días después de la inyección.

● Más de la mitad o un porcentaje significativo de todos los participantes en cada uno de los ocho ensayos desarrollaron síntomas gastrointestinales e infecciones respiratorias superiores.

● Todos los eventos adversos se describieron genéricamente como ‘otros virus’ y no se consideraron en el perfil de seguridad de la licenciatura.

● El grupo de control recibió otras vacunas para la rubéola o el sarampión y la rubéola. y ninguno de los controles recibió un placebo (una sustancia inerte como una inyección de solución salina). Ver estudio : https://icandecide.org/government/FDA-Production-FOIA.pdf Freedom of Information Act (FOIA)]

Descargar información en PDF, lista para imprimir

1) Los individuos no vacunados no representan riesgo de transmisión de la poliomielitis, la difteria, la tos ferina, y numerosas cepas de la gripe o hepatitis B en un entorno escolar, y el tétano no se transmite en absoluto; 2) existe un riesgo significativamente elevado de visitas a la sala de emergencia después de las citas de vacunación infantil, la vacunación no está libre de riesgos; 3) los brotes de sarampión no pueden ser totalmente evitados incluso si tuviéramos el nivel de vacunación perfecto; 4) Hay métodos mas eficaces para la prevención del sarampión y otras enfermedades virales en los lactantes, inmunocomprometidos. Tomandos en conjunto, estos cuatro hechos dejan claro que la discriminación en una escuela pública en contra de los niños que no están vacunados por razones de conciencia es completamente injustificada y estos no representan ningún riesgo para la salud pública.

Los padres preocupados por la posibilidad de que sus hijos vacunados contraigan el sarampión de los niños no vacunados no saben que la mayor amenaza para la salud es la vacuna SRP, no la enfermedad en sí. Los datos comparativos proporcionados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los EE. UU. Y el Sistema de Información de Eventos Adversos a la Vacuna (VAERS, por sus siglas en inglés) revelan que  nadie  ha muerto de sarampión en más de 10 años, mientras que al menos 108 muertes reportadas en VAERS (Vaccine Adverse Event Reporting System) Sistema de Reporte de Eventos adversos de Vacunas, durante el mismo período,  108 muertes vinculadas a las vacunas contra el sarampión.

Una vez más, los medios de comunicación están descartando la información objetiva en favor del sensacionalismo sin sentido, atribuyendo un supuesto resurgimiento del sarampión , incluso esta afirmación es engañosa, a los no vacunados. Si esta afirmación es o no verdadera, su importancia en comparación con el hecho de que el sarampión en realidad no es una gran amenaza en primer lugar.

“No se han reportado muertes por sarampión en los EE. UU. Desde 2003”, informó Associate Press en base a declaraciones hechas por la Dra. Anne Schuchat, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los CDC.

Mientras tanto, VAERS, que captura solo un porcentaje muy pequeño del número real de lesiones y muertes asociadas con las vacunas contra el sarampión  , informa de al menos 108  muertes  asociadas con las vacunas contra el sarampión desde 2003. De éstas, se reportaron 96 muertes en conjunto con MMR, que ahora es la vacuna preferida para la inmunización contra el sarampión.

Las muertes por sarampión eran prácticamente inexistentes antes de la introducción de la vacuna, que ahora está provocando brotes

Algunos intentarán argumentar que las muertes por sarampión son esencialmente inexistentes ahora  debido a las  vacunas contra el sarampión, la primera de las cuales se introdujo en 1963. Pero los datos de mortalidad de sarampión en los EE.UU. muestran que las muertes por sarampión disminuyeron rápidamente en los años anteriores. Las muertes disminuyeron  antes de esta vacuna, por mejoras del saneamiento, cloacas, educación en higiene y  mejor nutrición para hacer que el sarampión no sea un problema. Por otro lado el Sarampión da a las adolescentes que la experimentan, inmunidad de por vida que pueden transferir a sus bebes a través de la placenta y leche materna. También previene que los adultos no contraigan herpes zoster que es mas peligroso.

La exposición natural al sarampión generalmente deja a la persona con una inmunidad confiable de por vida, las vacunas contra el sarampión dejan a la persona con una inmunidad por 10 años o menos y hay persona con baja respuesta es decir 2 años de protección y los refuerzos ya no le sirven, esta disminución de la inmunidad significa que veremos epidemias de sarampión incluso en poblaciones 100% vacunadas.

La mayoría de los casos de sarampión en los últimos brotes de Estados Unidos (incluyendo el brote de Disneylandia) son adultos y bebés muy pequeños, mientras que en la era anterior a la vacunación, el sarampión se producía principalmente entre las edades de 1 y 15. La exposición natural al sarampión era seguida por inmunidad de por vida a la reinfección, mientras que la inmunidad de la vacuna disminuye con el tiempo, dejando a los adultos desprotegidos por haber recibido vacunas infantiles. El sarampión es más peligroso en los niños y en adultos, que para los niños en edad escolar.

A pesar de altas posibilidades de exposición en la era pre-vacuna, el sarampión prácticamente nunca sucedía en los bebés menores de un año de edad debido al mecanismo de transferencia de la inmunidad materna. La vulnerabilidad de los bebés muy pequeños al sarampión hoy es el resultado directo de la prolongada campaña de vacunación masiva del pasado, durante el cual sus madres, vacunadas en su infancia, no tuvieron sarampión natural la edad escolar y asi haber podido obtener la inmunidad (natural) de por vida, que también sería transferida a sus bebés que los protegería del sarampión durante el primer año de vida, a través de la placenta y luego con la leche materna.

Científicos que han investigado el sarampión durante mucho tiempo son conscientes y cito el artículo de (1994) Poland y Jacobson “Sarampión, la paradoja”, “El fracaso para alcanzar la meta de la eliminación del sarampión”:

“La aparente paradoja es que cuando las tasas de inmunización contra el sarampión se elevan a niveles elevados en una población, el sarampión se convierte en una enfermedad de las personas inmunizadas.” Poland y Jacobson “Sarampión, la paradoja” «Failure to Reach the Goal of Measles Elimination: Apparent Paradox of Measles Infections in Immunized Persons.” Arch Intern Med 154:1815-1820» [2]

Cuando el riesgo de un evento adverso que requiere una sala de emergencias después de las vacunación del niño sano, ha demostrado ser tan alto para la vacuna SRP, la vacunación debe seguir siendo una opción para los padres, que pueden comprensiblemente no estar dispuestos a asumir este riesgo inmediato, con el fin de proteger a sus hijos de enfermedades que son generalmente consideradas leves o que sus hijos nunca estarían expuestos a esta . Discriminar las familias que se oponen a las vacunas por razones de conciencia no va a prevenir futuros brotes de enfermedades transmisibles de enfermedades virales, como el sarampión u otras.

Reacciones adversas en el prospecto de la vacuna SRP

Fiebre; síncope; dolor de cabeza; mareo; malestar; irritabilidad. Vasculitis del sistema cardiovascular. Pancreatitis del sistema digestivo; Diarrea; vomitar parotiditis; náusea. Sistema endocrino Diabetes mellitus. Trombocitopenia del sistema hemático y linfático (ver ADVERTENCIAS, Trombocitopenia); púrpura; linfadenopatía regional; leucocitosis.

Sistema inmune Se han notificado reacciones de anafilaxis y anafilactoides, así como fenómenos relacionados, como edema angioneurótico (incluido edema periférico o facial) y espasmo bronquial en individuos con o sin antecedentes alérgicos. 7 Artritis del Sistema Musculoesquelético; artralgia; mialgia. La artralgia y / o la artritis (generalmente transitoria y rara vez crónica) y la polineuritis son características de la infección con rubéola de tipo salvaje y varían en frecuencia y gravedad con la edad y el sexo, siendo mayores en mujeres adultas y menos en niños prepúberes.

Síntomas crónicos de las articulaciones. Después de la vacunación en niños, las reacciones en las articulaciones son poco frecuentes y generalmente de corta duración. En mujeres, las tasas de incidencia de artritis y artralgia son generalmente más altas que las observadas en niños (niños: 0-3%; mujeres: 12-26%), {17,56,57} y las reacciones tienden a ser más marcadas y de mayor duración Los síntomas pueden persistir durante meses o en raras ocasiones durante años. En las adolescentes, las reacciones parecen ser de incidencia intermedia entre las observadas en niños y en mujeres adultas. Incluso en mujeres mayores de 35 años, estas reacciones generalmente son bien toleradas y rara vez interfieren con las actividades normales.

Encefalitis del sistema nervioso; encefalopatía; encefalitis por cuerpos de inclusión de sarampión (MIBE) (ver CONTRAINDICACIONES); panencefalitis esclerosante subaguda (SSPE);

Síndrome de Guillain-Barré (SGB); encefalomielitis aguda diseminada (ADEM); mielitis transversa;

convulsiones febriles; convulsiones o convulsiones afebriles; ataxia; polineuritis; polineuropatía; parálisis oculares; parestesia La encefalitis y la encefalopatía.

Se han notificado casos de panencefalitis esclerosante subaguda (EPE) en niños que no tenían antecedentes de infección por sarampión de tipo salvaje pero sí recibieron la vacuna contra el sarampión. Casos de meningitis aséptica han sido reportados a VAERS después de la vacunación contra el sarampión, las paperas y la rubéola.

Neumonía del sistema respiratorio; neumonitis (ver CONTRAINDICACIONES); dolor de garganta; tos; rinitis. Síndrome de Stevens-Johnson de la piel; eritema multiforme; urticaria; erupción; erupción parecida al sarampión prurito Reacciones locales que incluyen ardor / escozor en el lugar de la inyección; wheal y flare enrojecimiento (eritema); hinchazón; endurecimiento; sensibilidad; vesiculación en el lugar de la inyección; Púrpura de Schönlein-Henoch; Edema hemorrágico agudo de la infancia. Sentidos especiales – sordera del nervio del oído; otitis media. Sentidos especiales – Retinitis ocular; Neuritis óptica; papilitis; neuritis retrobulbar; conjuntivitis. 8 Epididimitis del sistema urogenital; orquitis

Ver en prospecto del laboratorio

https://www.merck.com/product/usa/pi_circulars/m/mmr_ii/mmr_ii_pi.pdf

Baja respuesta de la vacuna

La investigación adicional determinó que la causa de la “paradoja del sarampión” es porque hay una fracción de la población con baja respuesta a la vacuna. Baja respuesta son aquellos que no desarrollan anticuerpos duraderos con la primera dosis de la vacuna contra el sarampión. Estos individuos a continuación, logran una respuesta inmune débil y aún menor con su posterior re-vacunación y vuelven rápidamente al grupo de “susceptibles ” dentro de 2 a 5 años, a pesar de ser totalmente vacunados. [3]

La re-vacunación no puede corregir la baja capacidad de respuesta: parece ser un rasgo inmuno-genético. [4] La proporción de respuestas bajas entre los niños se estimó en 4,7% en los EE.UU.. [5]

Los estudios de brotes de sarampión en Quebec, Canadá, y China demuestran que los brotes de sarampión siguen sucediendo, aun cuando la vacunación es en el rango más alto (95-97% o incluso el 99%). Esto es porque incluso hay quienes responden bien a la vacuna, pero los anticuerpos inducidos por la vacuna disminuyen con el tiempo. La inmunidad de la vacuna no es igual a la inmunidad adquirida después de la exposición natural que es de por vida.

Se ha documentado que las personas vacunadas que desarrollan el sarampión pueden contagiar. De hecho, dos de los principales brotes de sarampión en 2011 (en Quebec, Canadá, y en Nueva York, Nueva York) fueron re-importados por individuos vacunados previamente. [6] [7]

Considerando estos datos se hace evidente que la eliminación de las exenciones de vacunas, no va a resolver el problema de la reaparición de la enfermedad, ni impedir la reimportación y los brotes de enfermedades previamente eliminados. DESCARGAR LIBRO 

Tetyana Obukhanych, PhD. en inmunólogía de Harvard

Consultora de laboratorios afiliados a Harvard Medical School y a Stanford University School of Medicine.

[2] http://archinte.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=619215

[3] Poland (1998) Am J Hum Genet 62:215-220

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9463343

“ ‘poor responders,’ who were re-immunized and developed poor or low-level antibody responses only to lose detectable antibody and develop measles on exposure 2–5 years later.”

[4] ibid

“Our ongoing studies suggest that seronegativity after vaccination [for measles] clusters among related family members, that genetic polymorphisms within the HLA [genes] significantly influence antibody levels.”

[5] LeBaron et al. (2007) Arch Pediatr Adolesc Med 161:294-301

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17339511

“Titers fell significantly over time [after second MMR] for the study population overall and, by the final collection, 4.7% of children were potentially susceptible.”

[6] De Serres et al. (2013) J Infect Dis 207:990-998

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23264672

“The index case patient received measles vaccine in childhood.”

[7] Rosen et al. (2014) Clin Infect Dis 58:1205-1210

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24585562

“The index patient had 2 doses of measles-containing vaccine.”

La organización de Medicos de EEUU. Physicians for Informed Consent (PIC), informó recientemente en The BMJ (British Medical Journal) que cada año cerca de 5,700 niños de EE.UU. sufren convulsiones por la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (SRP).
Este hallazgo se deriva de los resultados del estudio de seguridad más estadístico para medir la asociación entre la vacunación MMR y las convulsiones febriles. Más de medio millón de niños fueron evaluados, tanto vacunados como no vacunados, de una población danesa en la que se confía a nivel mundial para examinar la seguridad de la vacuna. Los resultados mostraron que las convulsiones de la vacuna MMR ocurren en aproximadamente 1 de cada 640 niños hasta dos semanas después de la vacunación MMR. La aplicación de este riesgo de convulsiones a los 3,64 millones de niños de EE. UU. Vacunados con una primera dosis de MMR cada año da como resultado aproximadamente 5.700 incautaciones anuales de vacuna MMR. Ver Referencia

Los síntomas del sarampión

• Los síntomas del sarampión incluyen una fase inicial con tos, secreción nasal, irritación de los ojos y fiebre, seguidos por una erupción generalizada en los días 4-10 de la enfermedad.1

• El sarampión es contagioso durante la fase inicial y durante 3-4 días después del inicio de la erupción.1

• La mayoría de los casos de sarampión son benignos y no son reportados a los departamentos de salud pública.2

• Antes de la introducción del programa de vacunación masiva contra el sarampión, casi todas las personas contraían el sarampión y obtenían la inmunidad de por vida antes de los 15 años.1

• En raras ocasiones, el sarampión puede causar daño cerebral y muerte.3-4

Los estudios de investigación y la vigilancia nacional del sarampión han documentado lo siguiente:

• 1 en 10,000 o 0.01% de los casos de sarampión son fatales.3

• 3 a 3.5 en 10,000 o 0.03–0.035% de los casos de sarampión resultan en convulsiones.9

• 1 en 20,000 o 0.005% de los casos de sarampión resultan en encefalitis.4

• 1 en 80,000 o 0.00125% de los casos resultan en la incapacidad permanente por encefalitis del sarampión.4

• 7 en 1,000 o 0.7% de los casos son hospitalizados.10

• 6 a 22 en 1,000,000 o 0.0006–0.0022% de los casos resultan en panencefalitis esclerosante subaguda (SSPE). 11

La tasa de mortalidad por sarampión bajó por el 98% entre 1900 y 1963, antes que la vacuna contra el sarampión fue introducida.

Tratamiento

Debido a que el sarampión se resuelve por sí mismo, en casi todos los casos, por lo general sólo un tratamiento de apoyo es necesario. Como tal, las opciones de tratamiento incluyen lo siguiente: 3.

• Descanso

• Hidratación

• Las dosis altas de vitamina A12

• Inmunoglobulina (disponible para los pacientes inmunocomprometidos, tales como los que tienen quimioterapia)13

La vacuna contra el sarampión

La vacuna contra el sarampión se introdujo en los EE.UU. en 1963 y ahora sólo está disponible como un componente de la vacuna de sarampión, paperas, y rubéola (SRP). Esta vacuna no es capaz de prevenir todos los casos de sarampión, ya que se han reportado fallas.21. El etiquetado del fabricante contiene información acerca de los ingredientes de la vacuna, reacciones adversas, y las evaluaciones de la vacuna. Por ejemplo, “La vacuna M-M-R II no se ha evaluado para el potencial cancerígeno o mutágeno, o potencial para afectar la fertilidad.”11 . Además, el riesgo de lesión permanente y casos de muerte causadas por la vacuna SRP no ha demostrado ser menor que la enfermedad misma.22, 23

Muertes asociadas a la vacuna contra el sarampión

Verifiquelo Usted mismo http://www.medalerts.org/vaersdb/index.php

¿Qué pasa con las muertes asociadas con la vacuna contra el sarampión durante el mismo período de tiempo?

El gobierno de los EE. UU. Mantiene una base de datos de informes denominada  Sistema de notificación de eventos adversos a la vacuna (VAERS). La base de datos está disponible para el público, y hay un portal de búsqueda que el público puede usar en Medalerts.org .

Realizamos una búsqueda durante un período de diez años para las muertes reportadas con vacunas contra el sarampión, incluidas algunas que ya no están en producción. El resultado de la búsqueda contenía 108 muertes durante este período, asociadas con cuatro vacunas diferentes contra el sarampión vendidas en los Estados Unidos durante los últimos 10 años. Al buscar solo la vacuna MMR durante los últimos 10 años, se reportaron 96 muertes. Hoy en día, solo se puede comprar la vacuna contra el sarampión en combinación con las vacunas contra las paperas y la rubéola (vacuna MMR en español SRP).

Cualquier persona con una computadora y acceso a Internet puede buscar en esta base de datos visitando MedAlerts.org .

Esta base de datos refleja solo las muertes que se informaron durante ese período de tiempo y, por lo tanto, probablemente refleja un número mucho menor de las muertes reales, ya que la mayoría de los médicos y las autoridades sanitarias creen que las vacunas son seguras y normalmente no atribuirían una muerte a una vacuna y pocos la informan.

Los fabricantes de vacunas han recibido inmunidad legal para no ser procesados ​​en tribunales civiles por lesiones y muertes causadas por vacunas desde 1986. Si alguien resulta herido o muere a causa de una vacuna, tiene que demandar al gobierno de los EE. UU. “Tribunal de vacunación”. Haciendo una  búsqueda aquí de “sarampión” arroja un resultado de 111 reclamaciones resueltas por la vacuna MMR desde 2004. Algunas de ellas corresponden a asentamientos debido a muertes relacionadas con la vacuna MMR, según lo determine el juez.

Sarampión mas muertes por la vacuna que por la enfermedad

Claramente la vacuna contra el sarampión no funciona como se anuncia. De hecho, en nuestro propio país, un brote tras otro ha ocurrido en lo que se ha llamado una población totalmente vacunada. (Ver:  Un brote de sarampión en una universidad con un requisito de inmunización de prematriculación . Am J Public Health. 1991 Mar; 81 (3): 360-4. PMID: 1994745.)

Ver Más

Fuentes:

  1. Centers for Disease Control. Epidemiology and prevention of vaccine-preventable diseases. 13th ed. Hamborsky J, Kroger A, Wolfe S, editors. Washington D.C.: Public Health Foundation; 2015. 209-15. 2. Between 1959 and 1962, annually there were about 4 million cases, of which 440,000 (11%) were reported.
  2. • Centers for Disease Control. Epidemiology and prevention of vaccine-preventable diseases. 13th ed. Hamborsky J, Kroger A, Wolfe S, editors. Washington D.C.: Public Health Foundation; 2015. Appendix E3.
  3. • Centers for Disease Control. Measles prevention: recommendations of the Immunization Practices Advisory Committee (ACIP). Morbidity and Mortality Weekly Report. 1989; 38(S-9):1. 3. Between 1959 and 1962, annually there were 400 measles deaths out of 4 million cases, about 1 in 10,000 cases.
  4. • Same sources as reference 2.
  5. • Langmuir AD, Henderson DA, Serfling RE, Sherman IL. The importance of measles as a health problem. Am J Public Health Nations Health. 1962 Feb;52(2)Suppl:1-4. 4. Measles surveillance in the 1980s and 1990s showed that there are half as many cases of measles encephalitis as there are measles deaths, 1 in 20,000 cases (50% of 1 in 10,000 cases of death). Of these cases, 25% (1 in 80,000 cases) result in residual neurological injury.
  6. • Same sources as references 1 and 3. 5. Grove RD; Hetzel AM; U.S. Department of Health, Education, and Welfare. Vital statistic rates in the United States 1940-1960. Washington D.C.: U.S. Government Printing Office;1968. 559-603. 6. The measles case-fatality rate in underdeveloped nations, where vitamin A deficiency is prevalent, is about 3–6% of reported cases, 30 to 60 times higher than in developed countries.
  7. • World Health Organization. Measles: fact sheet [updated 2017 Oct; cited 2017 Dec 7]. http://www.who.int/mediacentre/ factsheets/fs286/en. 7. Butler JC, Havens PL, Sowell AL, Huff DL, Peterson DE, Day SE, Chusid MJ, Bennin RA, Circo R, Davis JP. Measles severity and serum retinol (vitamin A) concentration among children in the United States. Pediatrics. 1993 Jun;91(6):1177-81. 8. Hussey GD, Klein M. A randomized, controlled trial of vitamin A in children with severe measles. N Engl J Med. 1990 July;323(3):160-4. 9. Measles surveillance in the 1980s and 1990s showed that there are 3 to 3.5 times more measles seizures than measles deaths (3 to 3.5 per 10,000 cases).
  8. • Same sources as references 1 and 3. 10. Measles surveillance in the 1980s and 1990s showed that there are about 70 times more measles hospitalizations than measles deaths (7 per 1,000 cases).
  9.  • Same sources as reference 3.
  10. • Centers for Disease Control. Current trends measles — United States, 1989 and first 20 weeks 1990, June 1990. MMWR. 1990;39(21):353-5,361-3.
  11.  U.S. Food and Drug Administration: M-M-R II (measles, mumps, and rubella virus vaccine live). Whitehouse Station: Merck & Co., Inc.; c1971 [cited 2017 June 21]. https://www.fda.gov/ downloads/biologicsbloodvaccines/vaccines/approvedproduct/ ucm123789.pdf.
  12.  Perry RT, Halsey NA. The clinical significance of measles: a review. J Infect Dis. 2004 May 1;189 Suppl 1: S4-16.
  13.  California Department of Public Health. Measles investigation quicksheet. May 2011.
  14.  Alexander FE, Jarrett RF, Lawrence D, Armstrong AA, Freeland J, Gokhale DA, Kane E, Taylor GM, Wright DH, Cartwright RA. Risk factors for Hodgkin’s disease by Epstein-Barr virus (EBV) status: prior infection by EBV and other agents. Br J Cancer. 2000 Mar;82(5):1117-21.
  15.  Glaser SL, Keegan TH, Clarke CA, Trinh M, Dorfman RF, Mann RB, DiGiuseppe JA, Ambinder RF. Exposure to childhood infections and risk of Epstein-Barr virus—defined Hodgkin’s lymphoma in women. Int J Cancer. 2005 Jul 1;115(4):599-605.
  16.  Montella M, Maso LD, Crispo A, Talamini R, Bidoli E, Grimaldi M, Giudice A, Pinto A, Franceschi S. Do childhood diseases affect NHL and HL risk? A case-control study from northern and southern Italy. Leuk Res. 2006 Aug;30(8):917-22.
  17.  Shaheenet SO, Aaby P, Hall AJ, Barker DJ, Heyes CB, Shiell AW, Goudiaby A. Measles and atopy in Guinea-Bissau. Lancet. 1996 Jun 29;347:1792-6.
  18.  Rosenlund H, Bergström A, Alm JS, Swartz J, Scheynius A, van Hage M, Johansen K, Brunekreef B, von Mutius E, Ege MJ, Riedler J, Braun-Fahrländer C, Waser M, Pershagen G; PARSIFAL Study Group. Allergic disease and atopic sensitization in children in relation to measles vaccination and measles infection. Pediatrics. 2009 Mar;123(3):771-8.
  19.  Kubota Y, Iso H, Tamakoshi A, JACC Study Group. Association of measles and mumps with cardiovascular disease. The Japan Collaborative Cohort (JACC) study. Atherosclerosis. 2015 August;241(2):682-6.
  20.  Waaijenborg S, Hahné SJ, Mollema L, Smits GP, Berbers GA, van der Klis FR, de Melker HE, Wallinga J. Waning of maternal antibodies against measles, mumps, rubella, and varicella in communities with contrasting vaccination coverage. J Infect Dis. 2013 Jul;208(1):10-6.
  21.  Poland GA, Jacobson RM. The re-emergence of measles in developed countries: time to develop the next-generation measles vaccines? Vaccine. 2012 Jan 5;30(2):103-4.
  22.  Physicians for Informed Consent. Measles – vaccine risk statement (VRS). Dec 2017. https://www.physiciansfor informedconsent.org/measles/vrs.
  23.  Demicheli V, Rivetti A, Debalini MG, Di Pietrantonj C. Vaccines for measles, mumps and rubella in children. Cochrane Database of Syst Rev. 2012 Feb 15;(2).
  24.  10 leading causes of death by age group, United States—2015. Atlanta: Centers for Disease Control and Prevention [cited 2017 June 21]. https://www.cdc.gov/injury/images/lc-charts/leading_ causes_of_death_age_group_2015_1050w740h.gif.
  25.  U.S. Department of Health, Education, and Welfare. Vital statistics of the United States 1962, volume 2—mortality, part A. Washington D.C.: U.S. Government Printing Office; 1964. 94.
  26. https://physiciansforinformedconsent.org/wp-content/uploads/2018/09/Measles-DIS-esp.pdf

Facebook Comentarios

Check Also

El glifosato se inserta en nuestras proteínas

Formas en que la exposición al glifosato puede causar consecuencias devastadoras para la salud,